Cualquier sustancia muy activa y potente, incluso natural como un aceite esencial, también puede resultar tóxica si no se respetan las dosis, las vías de administración o la frecuencia de las tomas. No aumente la dosis sin consultar a un profesional sanitario y siga las normas de precaución indicadas a continuación en cada uso.

  • Prueba de alergia: realice una prueba antes de cada uso aplicando de 1 a 2 gotas de aceite esencial en el pliegue del codo. Espere 20 minutos para comprobar si se producen reacciones alérgicas.
  • El consumo de aceites esenciales por parte de niños menores de 6 años y mujeres embarazadas solo debe realizarse por prescripción médica.
  • Los epilépticos, asmáticos, personas con antecedentes de cánceres hormonodependientes, con hipo o hipertiroidismo, con úlceras estomacales, con alergias o aquellas que tomen anticoagulantes deben tomar precauciones especiales.
  • Después de un masaje o de la aplicación en la piel, lávese siempre las manos.
  • Nunca inyecte aceites esenciales por vía intravenosa o intramuscular.
  • Utilice aceites esenciales de alta calidad (100 % puros y naturales) y marcas conocidas.
  • No deje los frascos al alcance de los niños.
  • No aplique nunca aceites esenciales puros en la nariz, el canal auditivo o las zonas anogenitales. No deje nunca que el aceite esencial entre en los ojos. El ojo es un medio acuoso, y los aceites esenciales no son solubles en agua.
  • En caso de absorción accidental o de reacción cutánea, ingiera o aplique un aceite graso para diluir el aceite esencial (oliva, girasol) y póngase en contacto con el centro de toxicología.

 Consejos de uso - Aplicación cutánea

Aplicación cutánea

Los aceites esenciales atraviesan fácilmente las capas de la piel para llegar al torrente sanguíneo. La vía cutánea hacia el órgano objetivo es una vía que combina eficacia y seguridad de uso. Por lo tanto, es la vía de aplicación de preferencia.

Algunos aceites esenciales son más irritantes, por lo que como principio de precaución recomendamos diluirlos en un aceite vegetal. Ricos en ácidos grasos, los aceites vegetales fortalecen la película de la epidermis y evitan que la piel se reseque. Si se escogen bien según el problema que se quiera tratar, los aceites vegetales actuarán incluso en sinergia con los aceites esenciales.

Elija siempre un aceite vegetal virgen y ecológico.

Aplicación

  • Adulto: 3 o 4 gotas de AE de 3 a 4 veces al día
  • Niños de 6 a 12 años: ½ dosis de adulto - 1 o 2 gotas de 3 a 4 veces al día
  • Los niños menores de 6 años y las mujeres embarazadas deben consultar a un profesional sanitario antes de usarlo

Zonas de aplicación

Para una acción sobre el sistema nervioso (estrés, ansiedad, angustia, sueño, etc.), los 4 puntos de aplicación son

  • Muñecas, plantas de los pies
  • Columna vertebral
  • Plexo solar

Precauciones

No aplique aceites fotosensibilizantes antes de la exposición al sol o de una sesión de bronceado (por ejemplo, cítricos como el limón, la bergamota, la naranja dulce, el pomelo...). Pueden provocar una quemadura cutánea o un oscurecimiento irreversible de la piel. En todos los casos, hay que evitar zonas sensibles, ojos y mucosas.

Consejos de uso - Vía oral/sublingual

Vía oral/sublingual

Depositar aceites esenciales en la mucosa bucal y sublingual permite aprovechar la riqueza de la red sanguínea y nerviosa para una acción instantánea y general.

Sin embargo, nunca deben ingerirse aceites esenciales directamente por la boca.

Es aconsejable contar las gotas diluyéndolas en un medio neutro como una cucharadita de aceite vegetal o miel, en un comprimido neutro, en un terrón de azúcar de caña o en un poco de yogur. Además de evitar una sobredosis de aceite esencial, esta dilución en un medio neutro ayuda a reducir el sabor.

Por esa vía de administración, los aceites esenciales realizan sus actividades bioquímicas, energéticas e informativas en unos pocos segundos.

Aplicación

  • Adulto: 1 o 2 gotas de AE de 3 a 4 veces al día
  • Niños de 6 a 12 años: 1 gota de 3 a 4 veces al día
  • El uso oral en niños menores de 6 años y en mujeres embarazadas no está permitido sin prescripción médica.

Consejos de uso - Vía olfativa

Vía olfativa

Respirar para sentirse mejor

Como los aceites esenciales se componen de moléculas volátiles, este método de administración es sin duda el primer contacto con el mundo de la aromaterapia.

A través de esta vía de administración, los olores y los mensajes que contienen se envían al cerebro límbico, donde residen nuestras emociones y la memoria afectiva.

No todos los aceites esenciales se pueden difundir y no todos son adecuados para cualquier persona. Es importante comprobar el mejor uso de cada aceite esencial con su profesional sanitario.

Existen 4 técnicas de olfatoterapia:

Manos en forma de copa

Con un frasco de roll-on, aplique el aceite esencial o la sinergia de aceites esenciales en el interior de las muñecas y proceda a realizar un pequeño masaje entre las mismas. A continuación, una las manos formando una copa para cubrir la nariz con las manos juntas y practicar una respiración larga y profunda durante 3 veces seguidas. Se puede repetir esta aplicación cada vez que se necesite.

El calor corporal favorece la volatilización de los aceites esenciales en las muñecas, y las manos unidas permiten recoger el aire lleno de esa fragancia, que finalmente se inhalará. Nuestros neurorreceptores olfativos captan las fragancias de los aceites esenciales para identificarlas y compararlas con las zonas cerebrales vecinas donde se encuentran la memoria, las emociones y el comportamiento.

El inhalador Aromastick

Aromastick es un inhalador de bolsillo compuesto de un cilindro con un extremo redondeado en el que se coloca una varilla que recibe unas gotas de aceite esencial. Solo hay que llevar el embudo a la fosa nasal y respirar profundamente para disfrutar de las propiedades del aceite seleccionado.

Respiración del frasco

Coloque el frasco de aceite esencial o la sinergia de aceites esenciales a 2 cm de las fosas nasales y respire sin forzar. Cierre los ojos. Realice una inspiración con la fosa nasal izquierda y otra con la derecha. Se puede repetir este uso cada vez que se necesite.

Consejos de uso - Difusión

Difusión

Aparte de estos tres enfoques de olfatoterapia personal, la difusión con agua (difusor de ultrasonidos) o seca (difusor de bomba de aire) de los aceites esenciales sigue siendo el medio más extendido de difusión de los aceites esenciales en la atmósfera. Una habitación de 10 a 20 m² debe recibir una difusión de 4 a 6 gotas de aceites esenciales y un salón de 50 m² unas 10. La difusión atmosférica ofrece así la posibilidad de crear un universo propio a través del juego de las fragancias.

Precauciones:

Algunos aceites esenciales no son adecuados, están contraindicados o son desagradables en difusión. Algunos son irritantes para las mucosas (por ejemplo: canela de Ceilán, orégano, clavo, ajedrea, tomillo vulgar quimiotipo timol y gaulteria). Otros aceites esenciales son neurotóxicos (por ejemplo: hisopo, salvia real de hojas grandes). Por último, el olor de algunos aceites esenciales no es apropiado o no muy apropiado cuando se difunden solos (por ejemplo: albahaca exótica, cilantro, zanahoria, ciprés, comino, siempreviva amarilla y manzanilla romana).

  • Difundir durante un máximo de 10-15 minutos cada hora.
  • No se debe difundir en una habitación con niños.

Precauciones de uso

Es importante consultar siempre a un profesional sanitario antes de aumentar las dosis y seguir las normas de precaución con cada uso.

  • Lavarse las manos después de cada masaje o contacto con la sinergia
  • En caso de proyección accidental de aceite esencial en el ojo, enjuagarlo con el agua fresca del grifo durante 2 minutos y luego colocar una compresa impregnada en un aceite vegetal (oliva, avellana, albaricoque...) durante unos diez minutos. En caso de contacto accidental con mucosas sensibles (genitales, canal auditivo, nariz), se debe seguir el mismo procedimiento.
  • Respetar la recomendación del número de gotas, de frecuencia de aplicación o de toma, así como de duración de uso. El tratamiento es eficaz en esas dosis y aumentarlas solo aumenta el riesgo de posibles efectos secundarios.
  • Los pacientes con alergias y piel ultrasensible deben realizar una prueba de tolerancia antes de usar estas sinergias aplicando unas gotas en el pliegue del codo. En caso de intolerancia, se observará una reacción de la piel tras unos diez minutos, lo que indica que el tratamiento no es adecuado. 
  • En caso de alergia, intolerancia o irritación de la piel, aplicar unas gotas de aceite vegetal de caléndula 3 o 4 veces al día durante 2 o 3 días. 
  • En caso de ingestión accidental de un gran volumen de aceite esencial, llamar al centro de toxicología de la zona.

Efectos

Es necesario que escuche a su cuerpo para entender la enfermedad. También es obligatorio escuchar a su cuerpo después de cualquier tratamiento. La aromaterapia científica no es la panacea y no es necesariamente apta para todo el mundo. Por lo tanto, los resultados pueden ser óptimos o decepcionantes. En caso de fracaso, no es tanto esta ciencia la que se debe cuestionar, sino probablemente la correcta comprensión de la enfermedad a la hora de elegir el mejor aceite esencial. 

Tolerancia y toxicidad

Aunque la elección de los aceites esenciales y su empleo presenta un riesgo y efectos secundarios mínimos, no se puede afirmar que la tolerancia sea del 100 %. En caso de reacción sospechosa, conviene suspender la aplicación. Tal vez su piel sea alérgica a una molécula aromática, o esté irritada por la causticidad de un aceite esencial, o su tracto digestivo (en caso de ingestión) no tolere alguna de las quintaesencias de la planta.

Embarazo

Es posible el uso de aceites esenciales en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, así como en niños pequeños, PERO requiere precauciones especiales. ¡Es obligatorio consultar a un profesional sanitario!

Conservación de los aceites esenciales

Los aceites esenciales son muy sensibles a los rayos ultravioletas, que modifican su estructura bioquímica, por lo que se conservan en frascos de vidrio (marrón, verde, azul).

Altamente volátiles, pierden gradualmente su acción si no se sellan en frascos herméticos. No olvide cerrar el frasco de aceite esencial después de su uso para preservar su riqueza en moléculas y, por tanto, su eficacia.

Siguiendo estas pocas reglas básicas, un aceite esencial se puede conservar durante 5 años o 3 años para las esencias.